3 CONSEJOS PARA ALIMENTAR TU AMOR PROPIO

amor propio

Aunque no lo parezca, la falta de amor propio puede ser el origen de nuestro malestar. Nos hace tomar malas decisiones, genera conflicto y modifica nuestra conducta. 

 

El respeto (que también implica aceptación y valoración), el cuidado y el conocimiento son los pilares fundamentales del amor. Son los que tenemos que cuidar y cultivar para evitar la falta de estimación propia y que nos genere ese malestar y demás consecuencias negativas que hemos comentado anteriormente. 

 

Cuando respetamos algo o alguien, quiere decir que lo aceptamos tal y cómo es y lo valoramos. Por lo tanto, no necesitamos cuestionarlo, criticarlo o intentar cambiarlo. Lo aceptamos tal como es y lo reafirmamos. 

 

El cuidado hace referencia a que nuestro amor es tal, que hacemos todo lo posible para que crezca y se conserve. 

 

Estos dos conceptos, están directamente ligados al conocimiento, pues no podemos respetar ni cuidar aquello que no conocemos.

 

Lo que conseguimos con la propia estimación es respetarnos a nosotros mismos, cuidarnos en todos los sentidos y aprendemos a conocernos a nosotros mismos. Cuando nos falta uno de estos 3 conceptos, nuestra vida se convierte en una incertidumbre, no sabemos quiénes somos, hacia dónde vamos, qué sentimos,  ni qué hacemos. 

3 consejos para aumentar tu amor propio

 

Para que esto no pase y poder alimentar tu propia estimación, a continuación te damos 3 consejos fáciles de poner en práctica. 

 

Aprende que eres bondadoso

 

Todos hemos pensado en algún momento de nuestra vida que hay algo malo en nosotros. Hay personas que solo se centran en lo negativo, en las cosas que hacen mal, se autocritican y no se fijan en las cosas buenas que han logrado. Esto puede deberse a muchas situaciones diferentes, pero puede que sea porque han crecido en un ambiente dónde solo les destacaban sus errores. 

 

La primera señal que nos indica que hay una falta de amor propio es precisamente esta, cuando solo nos criticamos y no destacamos nada bueno de nosotros mismos o de los demás. 

 

Para evitar esta situación, debemos parar de buscar solo aspectos negativos, tenemos que resaltar los positivos y las cosas buenas que hacemos. Una forma de hacerlo, es buscar dos cosas positivas cada vez que pensemos en algo negativo sobre nosotros. 

 

Debes esforzarte para aumentar tu amor propio

 

Nunca hay que olvidar que todo el mundo debe ser respetado y valorado. Una de las formas de dar este valor es a través del esfuerzo consciente. Esto también alimentará nuestro amor propio. Puede que no lo notes, pero te hará sentir digno y en consecuencia te ayudará a respetar quién eres y qué haces.  

 

Si hacemos algo sin esfuerzo, ocurre el efecto contrario. Le quitamos valor a nuestros hechos y por lo tanto nos lo quitamos a nosotros mismos.

 

Con esfuerzo no nos referimos a que debemos ir en contra de nuestros deseos o de convertirnos en alguien violento para lograrlo. Sino que nos referimos al empeño que debemos poner para que todo esté bien hecho y completo. 

 

Trata de entender a los que te restan valor

 

Si somos dependientes de la opinión de los demás, nunca vamos a poder ser felices o estar a gusto con nosotros mismos. 

 

Hay que tener en cuenta que las opiniones o críticas de los demás, raramente son suficientemente elaboradas o de peso como para que las tengamos en cuenta. Las otras personas no se pasan el día pensando en nosotros para sacar sus propias conclusiones. La gran mayoría, cuando habla, lo hace a la ligera y sin pensar. Una critica constructiva no es esto, para que la podamos tener en cuenta debería estar detallada y ser profunda. 

 

Por lo tanto, no las deberíamos tener en cuenta porque no tienen fundamento. Sin embargo, mucha gente siente que no satisface las necesidades de los demás o que no actúa como los demás esperan. Esto solo acaba generando problemas al que así lo siente. 

 

Debemos aprender que nuestra misión en la vida no es satisfacer a los demás, sino que debemos encontrar nuestro propio camino y hacer aquello que de verdad nos gusta. Esto implica que algunas veces haremos cosas que no van a gustar a todos, pero debemos tener en cuenta que no pasa nada.

 

Si cultivamos nuestra propia estima, aprenderemos a aceptarnos y a aceptar a los demás. Además, si nos queremos a nosotros mismos, los demás también nos respetarán y valorarán. El amor propio es una de las cosas que nos da más satisfacción en la vida y que nos hace sentir mejor con nosotros mismo, aumentando nuestro bienestar.