8 CONSEJOS PARA CUIDAR LAS ARTICULACIONES

articulaciones

En el extremo de cada articulación de nuestro cuerpo hay una capa de cartílago que lo recubre. Es un tejido duro pero flexible que amortigua y facilita el movimiento. También encontramos los ligamentos y la cápsula articular que acaban de fijar la articulación. Allí se crea el líquido sinovial, que lubrica y nutre la articulación

Como veis, las articulaciones nos permiten hacer todo tipo de movimientos. Algunas solo permiten abrir y cerrar, como las rodillas y los codos. Otras permiten mover el hueso hacia delante, hacia atrás, desplazarlo hacia el lateral o girarlo, como por ejemplo las de las caderas y los hombros. 

¿Por qué nos duelen las articulaciones con los años? 

Es normal que con la edad y el paso del tiempo nuestras articulaciones nos acaben causando dolor. Esto ocurre porque los cartílagos se desgastan. Al no haber nada (o muy poco) que proteja los huesos de las articulaciones, se rozan y provocan dolor y molestias. 

Perdemos cartílago porque con el paso de los años nuestro cuerpo pierde la capacidad de producir colágeno. Que es la proteína que ayuda a que las articulaciones se mantengan sanas. 

A las mujeres también les puede afectar por la menopausia. Ya que los cambios hormonales pueden aumentar el riesgo de sufrir molestias articulares. La disminución de estrógenos, que protegen las articulaciones, es el causante de estas molestias. 

El deporte también nos puede causar dolor articular

Practicar según qué modalidades deportivas también pueden influir en la aparición de estos dolores. Sobrecargar las articulaciones o repetir ciertos movimientos, puede afectar negativamente desgastando el cartílago o causan lesiones. Así que debemos tener especial cuidado cuando hagamos ejercicios de correr o saltar. 

Cuida tus articulaciones con estos consejos 

  1. Hacer deporte de bajo impacto. El deporte (siempre y cuando no cause un gran impacto) es bueno para fortalecer los huesos y articulaciones. 
  2. Estira cada día un poco. Los estiramientos no solo son buenos para los músculos, sino que también lo son para las articulaciones. Aumentarán el rango de movimiento de las articulaciones y reducirán el dolor. 
  3. Mantente en tu peso ideal: el sobrepeso aumenta la carga que tienen que soportar las articulaciones y los huesos con lo que facilita el desgaste de los cartílagos. 
  4. Procura que tu postura sea la adecuada, siempre: cuando estés sentado, camines, cojas un objeto pesado, siempre, en cada movimiento que hagas, procura que tu postura sea la correcta para que no se sobrecarguen siempre las mismas articulaciones. 
  5. Respeta los días de descanso de tu rutina de entrenamiento. Esto es fundamental para que se puedan recuperar y no sufran de sobre-entrenamiento cunado hacemos sesiones de alta intensidad. 
  6.  Evita hacer movimientos repetitivos: estos aumentan la presión y el roce de los huesos, lo que aumenta el desgaste. 
  7. Si tienes molestias o dolor, consulta con tu médico. Es mejor consultar con un especialista si vemos que no remite. Él nos ayudará a tratarlo y a encontrar la mejor solución. 
  8. Algunos complementos con colágeno pueden ayudarnos a suplir la falta de esta proteína para proteger nuestras articulaciones. Eso sí, antes de comprar uno debéis informaros bien de qué ingredientes tienen.