APRENDER A RECICLAR. QUÉ VA EN CADA CONTENEDOR?

aprender a reciclar

Cada persona a lo largo del año genera muchos residuos, no todos se reciclan y si no se hace, acaban contaminando el medio ambiente.  Por eso aprender a reciclar para saber qué va en cada contenedor es básico. La buena noticia es que cada año aumenta el porcentaje de material que se recicla de los residuos que generamos de forma correcta.

La intención es buena, aunque no siempre se recicla correctamente, lo que provoca que al final, no se pueden tratar los residuos cómo es debido y es lo mismo que si no lo hubiéramos reciclado, acaban contaminando. 

Para que el reciclaje que hacemos en el hogar sea efectivo, debemos tirara cada envase y residuo al contenedor que le corresponde. Aprender dónde debemos tirar cada cosa es muy fácil y es algo que ayudará al planeta. 

Para que todo el mundo pueda hacerlo, WellWo ha preparado esta pequeña guía que os ayudará:

 

Aprender a reciclar: ¿Qué contenedores existen y qué debemos tirar en ellos?

Contenedor amarillo: aquí debemos tirar principalmente envases de plástico (botellas y bolsas de plástico, envases alimentarios de plástico como yogures o mantequilla, productos de limpieza, cosméticos y colonias de plástico), tetrabriks (de leche, zumo, batidos, etc.) y envases metálicos (latas de conserva, bandejas de aluminio, latas de bebidas…). 

Aquí no podemos tirar envases de plástico que hayan contenido residuos tóxicos o peligrosos, juguetes ni pilas, entre otros. Tampoco podemos tirar envases que contengan residuos alimentarios, si los tienen, debemos tirarlos al contenedor genérico, al gris.

Contenedor azul: tiraremos los envases de papel y cartón que no estén sucios. Si tiramos sobres, primero tenemos que quitarles las ventanas de plástico. Tenemos que procurar doblar el máximo posible las cajas de cartón y envases grandes para que ocupen el menor espacio posible y podamos tirar más cosas.

Tampoco podemos tirar pañales, cajas de pizza ni papel adhesivo en este contenedor.

Contenedor verde: es para los envases de vidrio. Es importante retirar antes las tapas de metal (que irán al contenedor amarillo) y los corchos. Eso sí, las ventanas, vasos rotos, platos, bombillas, fluorescentes y parecidos deben ir a un punto limpio, ya que necesitan de un tratamiento especial.

Contenedor gris (aunque a veces tiene otro color): aquí depositaremos el resto de residuos que no se pueden reciclar: pañales, compresas, papeles y cartones sucios, etc.

Contenedor marrón: en algunos municipios cuentan con este contenedor para tirar los residuos orgánicos reciclables. En él debemos depositar los restos de comida, papel y cartón manchado de aceite o grasa, plantas, corchos, serrín, posos de café, etc. 

Donde pedir contenedores si no los tenemos en nuestro barrio

Para que podamos tener más contenedores y puntos limpios dónde poder reciclar el máximo de residuos posibles cerca de nuestra casa, debemos pedir a la administración pública (el ayuntamiento) que instale más en nuestro barrio, de esta manera, facilitaremos el reciclaje y la forma de gestionarlos. 

Si tenéis alguna duda sobre dónde tirar algún objeto en concreto, preguntad al ayuntamiento dónde debéis tirar los envases o en una página web oficial del gobierno. Ellos responderán todas vuestras preguntas y os indicarán dónde tirar cada envase.  

Como veis aprender a reciclar es mucho más fácil y sencillo de lo que imaginabais. Solo hace falta actitud y compromiso, para que entre todos cuidemos el planeta en el que vivimos.