SÍNTOMAS ASOCIADOS A UNA AUTOESTIMA BAJA

autoestima baja

Tener la autoestima baja es debido a la opinión que tenemos de nosotros, cómo nos vemos y qué pensamos de nosotros mismos. Puede que lo que pensemos de nosotros no sea siempre positivo, en este caso, puede afectar nuestra salud emocional, la conducta e incluso la forma en la que nos relacionamos con el resto de personas.

Hay muchas cosas que pueden influirnos para que tengamos una autoestima baja, por ejemplo, que los demás tengan una opinión negativa sobre nosotros, pero esto no es todo. Aunque no lo parezca, muchas veces tenemos conductas que afectan negativamente a nuestra autoestima, pero quizá no somos conscientes de ello. A esto en psicología se lo conoce como conductas auto-frustrantes.

Hay una serie de síntomas que nos ayudarán a saber si tenemos la autoestima baja o no. A continuación os los explicamos, debéis leerlos atentamente para saber si os sentís identificados con ellas.

8 síntomas para saber si tienes baja autoestima:

Te comparas con los demás: es algo inevitable, tienes tendencia a compararte con las otras personas todo el rato. Ya sean amigos, familiares, compañeros de trabajo, personas a las que consideras tus referentes o a las que admiras… Sueles pasar varias horas comparando sus vidas a la tuya, puede que incluso consultes su perfil en sus redes sociales para comparar su vida con la tuya.

Dudas de tus capacidades: cada vez que te fijas una meta o un objetivo nuevo, dudas de si serás capaz de lograrlo. Crees que abandonarás a mitad del camino o que te surgirá algún problema que te impedirá continuar.

Tienes tendencia a estar a la defensiva: si tienes la autoestima baja seguramente tu forma de comportarte sea quisquillosa y beligerante. Al creer que no vales mucho, te sentirás en guerra con el mundo y tus reacciones serán negativas. A la mínima ocasión que ocurra algo, crearás conflicto.

Ves las cosas más complicadas de lo que en realidad son: cada vez que tengas un plan, pensarás que puede surgir un problema y que no serás capaz de superarlo.

Tienes consciencia de tus puntos negativos: al autoevaluarte conscientemente y fijarte siempre en lo peor y lo negativo de tu persona, dejas a un lado los aspectos positivos y seguramente si te preguntaran, no sabrías mencionarlos.

Tienes ideas rígidas y fundamentalistas: si tienes la autoestima baja tendrás tendencia a formar parte de un grupo que le dé sentido a tu valía personal. Estos grupos suelen tener ideologías políticas muy marcadas o creencias religiosas muy firmes, las cuales defenderán a toda costa. Este hecho te dará una sensación de poder que llenará el vació por tener una autoestima baja. Sin embargo, también te hará tener una opinión que no es la tuya, te nublará el juicio y acabarás pensando como el resto del grupo.

Eres desconfiado: al sentirte inferior a los demás, querrás equilibrar este sentimiento quitando importancia a sus capacidades, descalificando sus logros, dudando de su prestigio, etc. La mejor forma de sentirte a la altura de los demás es bajándolos a tu altura.

Eres celoso: quizá sueles ver a los demás como una competencia, una amenaza. También eres muy posesivo, necesitarás controlarlo todo y tendrás celos de ellos, porque sientes que los puedes perder y buscas cualquier forma de mantenerlos a tu lado.

Si te sientes identificado con alguno de estos comportamientos, seguramente tienes la autoestima baja y necesitas buscar una solución para cambiar la situación. Como has visto, muchas veces tenemos conductas que nos hacen sentir así sin darnos cuenta. Lo mejor en estos casos es contar con la ayuda de un especialista que nos dé una serie de pautas para que las pongamos en práctica y podamos tener una mejor autoestima.