CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA

agua contaminada

Uno de los principales problemas que tenemos en la actualidad es la contaminación del agua. Ya sea de los ríos, de los mares, océanos, lagos o embalses. Si no podemos frenar este mal, la supervivencia de nuestra especie y de todo ser vivo en el planeta, está seriamente comprometida. 

La contaminación del agua ocurre cuando su composición se modifica de tal forma que ya no cumple con las condiciones adecuadas para que se pueda consumir como lo haríamos si estuviera en su estado natural. 

Es muy importante cuidar este valioso recurso porque es el más importante para la vida humana y animal, así como las plantas.

 

Causas del agua contaminada:

 

Una de las principales causas de la contaminación del agua es por la presencia de sustancias químicas (o de otra naturaleza) en cantidades superiores a la normalidad que degradan el agua. 

 

Los principales causantes de esta degradación, son: 

 

Residuos industriales: es una de las principales fuentes contaminantes. Ocurre cuando las empresas tiran su basura contaminante en ríos y canales de agua. Esto no solo contamina el agua donde se encuentran, sino que muchos de ellos acaban en el mar, contaminando mucho más. 

 

La subida de las temperaturas: no lo parece, pero el aumento de las temperaturas (debido al calentamiento global) también provoca contaminación del agua. Esto se debe a que con el aumento de la temperatura del agua, los ecosistemas presentes sufren alteraciones, como por ejemplo una reducción de oxígeno, que acaba alterando su composición. 

 

Los pesticidas usados en la agricultura: los fertilizantes y productos químicos son usados en casi todos los procesos que se dan a lugar en la agricultura. Cuando entran en contacto con la tierra, se filtran en el subsuelo y acaban en las aguas, que al final acabamos consumiendo. Es muy difícil tratarla para que sea apta para el consumo humano. 

 

La deforestación: la tala de árboles masiva hace que se sequen los ríos, lagos y demás fuentes de agua. Al talar los árboles, se arrancan las raíces de los árboles que están cerca de los ríos y aparecen sedimentos y bacterias, que también contaminan el agua. 

 

Vertido de petróleo: esta es una práctica muy extendidas que nos perjudica enormemente. El derrame de crudo y sus derivados, que ocurre cuando no se transporta adecuadamente el petróleo, la filtración de la gasolina o a la fuga de los tanques. Estos derrames acaban llegando a las aguas cercanas y se acaban contaminando. 

 

 

Principales consecuencias de la contaminación del agua: 

 

Provoca enfermedades: consumir agua contaminada puede llegar a provocar graves problemas de salud. Desde diarrea, cólera, hepatitis A, fiebre tifoidea, hasta la muerte. Se calcula que unos 5 millones de personas mueren al año por beber esta agua. 

 

Desnutrición: una dieta insuficiente junto con las enfermedades infecciosas y una falta de higiene con agua limpia, provoca enfermedades, entre ellas, desnutrición. Una cosa va unida a la otra. Por eso es importante una buena higiene corporal, pero también limpiar adecuadamente los alimentos antes de consumirlos. 

 

Afecta los ecosistemas: el agua dulce contaminada altera el hábitat natural de los ecosistemas. En consecuencia, se pierde la biodiversidad acuática, aparecen algas nocivas y otros problemas. 

 

Acaba con la contaminación del agua:

 

Todos podemos ayudar a evitar la contaminación del agua. Podemos poner en práctica algunos consejos fáciles: 

Consume de forma responsable, compra productos sin tóxicos o sustancias químicas dañinas para el medioambiente. Para eso, lee atentamente las etiquetas. 

Recicla adecuadamente. Si no depositamos los residuos en el contenedor adecuado, acabaran en el mar y contaminaran.

Asegúrate de que las prendas que llevas no se han fabricado usando prácticas que contaminan. Hoy en día hay muchos fabricantes que cuidan el medio ambiente en cada proceso de fabricación de sus tejidos.