CELIAQUÍA: CAUSAS, SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

celiaquía

La celiaquía es una enfermedad también conocida como enteropatía sensible al gluten. Dicha enfermedad es multisistémica (aparte de afectar el sistema digestivo afecta otras partes del cuerpo) y tiene una base autoinmune, es decir, las mucosas del intestino delgado se inflaman cuando el que la padece ingiere gluten. Se calcula que afecta a un 1% de la población en Europa, en su mayoría mujeres. 

 

Principales causas de la celiaquía:

 

Esta enfermedad tiene 3 causas principales:

-Una predisposición genética

-El sistema inmunológico del que es celíaco

-Ciertos factores medioambientales.

 

Los genes juegan un papel principal en determinar si una persona va a sufrir celiaquía o no. En segundo lugar, el propio sistema inmunológico hace que tenga una base autoinmune. Esto quiere decir que cuando ingieren un alimento con gluten, las defensas del cuerpo reaccionan y dañan la mucosa del intestino, en consecuencia, se destruyen las vellosidades del intestino y estas no pueden absorber los nutrientes que ingieren. Lo que a la larga puede derivar en otros problemas de salud porque muchos de estos nutrientes son esenciales y los necesitamos para llevar a cabo funciones vitales del organismo.

 

Con los factores medioambientales nos referimos a que el gluten es una proteína presente en muchos cereales que consumimos en nuestra vida diaria, que además, en las últimas décadas ha aumentado su consumo, ya sea en nuestra dieta como en el uso para fabricar otros alimentos. Todo esto puede favorecer el hecho de que alguien sea celíaco.

¿Cuáles son los síntomas de la persona celíaca?

 

Hay varios síntomas que se pueden experimentar cuando uno es celíaco. En función de la edad, se tienen unos u otros.

 

Por ejemplo, los niños suelen tener: pelo frágil, vómitos, diarreas, anorexia, irritabilidad, retraso en el crecimiento…

 

Los adolescentes padecen síntomas que evolucionan como la hepatitis, cefaleas, estreñimiento, anemia ferropénica, dolor en el abdomen o artritis crónica juvenil.

 

En los adultos se recuperan algunos de los síntomas de la niñez, los síntomas más frecuentes son: pérdida de apetito y de peso, cansancio, vómitos, diarrea, pérdida de masa muscular, anemia, cambios de ánimo constantes, distensión abdominal, apatía, depresión, infertilidad, menopausia precoz, dolor abdominal…

 

Aunque uno no sienta estos síntomas, puede que sea celíaco y que tenga daños intestinales. Estos siempre se presentan. Se calcula que el 75% de gente que padece celiaquía aún no está diagnosticada.

 

Por eso es importante que de vez en cuando te hagas una revisión médica para determinar si padeces celiaquía o no. Puesto que de ser celíaco, estarás siguiendo una dieta con gluten, la cual no permitirá que absorbas los nutrientes esenciales que necesitas y que se destruyan las vellosidades intestinales. Deberás cambiarla por ingredientes que no contengan esta proteína.

 

Entre las diferentes pruebas que se realizan para saberlo está el análisis de sangre, con una prueba de marcadores serológicos de esta enfermedad. Esto permitirá sospechar si se tiene esta condición, lo que lo determinará, será una biopsia intestinal. Que consiste en extraer una muestra del tejido del intestino para saber si está dañado.

 

¿Puedo prevenir el hecho de ser celíaco?

 

Hoy en día la única forma de prevenir la celiaquía es evitar la exposición al gluten. Para ello es de vital importancia conocer los alimentos que tienen gluten. Aunque no lo parezca, son muchos los que lo contienen. Esto ocurre por dos razones, la primera es porque se encuentra de forma natural en muchos cereales, y ya hemos dicho antes que su consumo ha aumentado. La segunda es que el gluten actúa como pegamento cuando cocinamos, une todos los ingredientes para obtener una mezcla perfecta, por eso se utiliza tanto en repostería.

 

Algunos de los alimentos que contienen gluten son el trigo, el centeno, la espelta, la sopa precocinada, las salsas industriales, la levadura química, pizza, pasta, bollería industriales. Muchos alimentos precocinados o congelados y bebidas alcohólicas.

 

Gracias a esta pequeña guía ya sabes como saber si eres celíaco, cuáles son las principales causas y cómo prevenir serlo. Si este es tu caso, ya puedes adaptar tu dieta para no consumir esta proteína. En consecuencia de que cada vez hay más gente que lo es, cada vez es más fácil encontrar alimentos libres de gluten. Además, también te será más fácil en los restaurantes y tiendas de alimentos.