COMÓ AFECTA LA EDAD AL RENDIMIENTO FÍSICO?

rendimiento físico

Es obvio que con la edad, el rendimiento físico afecta y  con el paso del tiempo aumentan los riesgos de sufrir una lesión mientras entrenamos. Tomar consciencia de este hecho y conocer los límites de nuestro cuerpo es muy importante para seguir entrenando cuando nos hacemos mayores sin sufrir lesiones. 

 

Debemos saber que con la edad se producen ciertos cambios que pueden afectar nuestro rendimiento. Por eso es importante conocerlos para tenerlos en cuenta y que no nos afecten. 

 

Los diferentes cambios del cuerpo humano:

Cuando somos niños, crecemos y nos desarrollamos de forma rápida. En la adolescencia cambia nuestra composición corporal y nuestras proporciones. Esto sucede gracias a ciertas hormonas. Así, alcanzamos nuestro tamaño y forma finales. 

 

Entre los 15 y los 30 años, nuestro rendimiento físico lo tenemos al máximo nivel si entrenamos de forma constante. A partir de los 30, el cuerpo vuelve a cambiar. Esta vez, pero, de forma lenta. Los huesos empiezan a perder minerales y calcio, en consecuencia perdemos densidad ósea. El esqueleto pierde resistencia y somos más propensos a sufrir lesiones, como por ejemplo fracturas. 

 

Los músculos retienen menos electrolitos, calcio y agua. Esto hace que se reduzca la masa muscular. Por lo que también perdemos fuerza. Los ligamentos y articulaciones también pierden elasticidad. Se reduce el rango de movimiento provocando que el cuerpo se vuelva más rígido. Cuando esto pasa, nos cuesta más realizar cualquier movimiento.  

 

En cuanto al sistema cardiopulmonar, este también se ve afectado. Empezamos perdiendo elasticidad en los pulmones y masa muscular del corazón. Con el tiempo estos rinden menos (absorben y transportan menos oxígeno). Esto también afecta a la resistencia corporal. Y también hace que necesitemos más tiempo para recuperarnos. 

 

Como veis, pasados los 30 años, nuestro cuerpo se deteriora. Perdiendo fuerza, resistencia, masa muscular e incluso rango de movimiento. También se aumenta la rigidez corporal. Necesitamos más tiempo para recuperarnos y nos cuesta más. 

 

Esto, afecta nuestro rendimiento físico: 

Por todas estas razones, es por las que rara vez vemos deportistas de élite de más de 35 años. Esto no quiere decir que dejen de entrenar por completo. Por lo tanto, nosotros tampoco debemos dejar de hacerlo ya que hacer ejercicio de forma regular tiene muchas beneficios.

 

La buena noticia es que la resistencia se ve afectada de diferente forma que el resto de elementos que hemos mencionado. Las fibras de contracción lenta de los músculos no se ven tan afectadas. Las de contracción rápida se ven más afectadas. 

 

Ciertos músculos están formados principalmente de fibras de contracción lenta. Lo que los convierte en muy resistentes. Nos ayudan a hacer ejercicios de fuerza de larga duración y otros ejercicios de resistencia. Las fibras de contracción rápida las usamos para hacer ejercicios explosivos. Esto nos ayuda a entrenar eficazmente a pesar de los cambios corporales debidos a la edad. 

 

Otra ventaja que nos proporciona la edad es la experiencia. Entrenar durante años nos permite elaborar los calendarios de entrenamiento equilibrados, teniendo en cuenta la recuperación y los entrenamientos que necesitamos para que nuestro rendimiento físico sea óptimo.

También aprenderemos a escuchar nuestro cuerpo cuando estemos entrenando para evitar o prevenir lesiones debidas al sobreesfuerzo. Sin olvidar la mejora de la fuerza mental, que nos ayuda a soportar mejor los esfuerzos al entrenar.

 

El paso del tiempo y los cambios en nuestro cuerpo no son una excusa para dejar de entrenar. Solo necesitáis escuchar vuestro cuerpo y ajustar el entrenamiento, la intensidad y el esfuerzo a dichos cambios para evitar lesiones, entrenar de forma más eficaz y en función de vuestras nuevas necesidades. 

 

Si no sabéis cómo adaptar vuestro plan de entrenamiento, lo mejor es que contéis con la ayuda de un profesional para que os ayude. Él tendrá en cuenta todas vuestras condiciones físicas y encontrará los mejores ejercicios para que podáis seguir entrenando, manteneros en forma y cuidar vuestra salud.