¿CÓMO POTENCIAR TU PENSAMIENTO CREATIVO?

pensamiento creativo

¿Habéis oído hablar del pensamiento creativo? Es un tema que está muy de moda últimamente. Por esta razón, os explicaremos de qué se trata y cómo lo podéis desarrollar.

 

Se considera como pensamiento creativo a la capacidad que tienen ciertas personas por salir del patrón convencional sobre la invención y las ideas para hacer propuestas utilizando las técnicas más novedosas. 

 

Estas personas procesan la información de una forma diferente, esto les permite encontrar las soluciones más originales. Se consideran personas exploradoras. 

 

Hay que tener en cuenta que ponemos en práctica esta capacidad cada vez que se nos presenta un reto al que nunca antes nos hemos enfrentado. 

 

Cuando surge un problema, hay varias formas de buscar una solución. En la mayoría de casos se recurre al protocolo a seguir, que es el razonamiento convencional. Otra opción, es explorar las alternativas que normalmente no consideramos. Quizá no las tenemos en cuenta porque estamos acostumbrados al método convencional, por pereza o porque pensamos que las ideas nuevas no funcionarán. 

 

Sin embargo, que sean soluciones a las que recurrimos con frecuencia no significa que sean una garantía de éxito. Cuando no funcionan, lo común es pensar que el problema no tiene solución porque no estamos acostumbrados a estimular la creatividad. 

 

Diferenciar el pensamiento creativo del convencional:

 

El primero no depende de la relación que hagamos entre él y otro elemento para determinar una idea. Esto se debe a que se suele basar en ideas abstractas, quizá sin sentido en un principio. 

 

Requiere de un mayor ejercicio de visualización. Ya que cuando imaginamos nuevas soluciones, necesitamos ser más creativos para crear nuevos escenarios. Con el pensamiento razonable esto no ocurre porque más o menos ya sabemos lo que ocurrirá. 

 

Con el pensamiento creativo te cansas mentalmente. Al contrario que con el razonamiento convencional, este pensamiento hace que tengamos que esforzarnos más y el proceso nos desgasta más.

 

Aprendes constantemente. Las ideas creativas son el resultado de todo aquello que hemos aprendido, por lo tanto, si queremos estimular este rasgo, debemos estar en un estado constante de aprendizaje. 

Consejos prácticos para lograr pensamientos creativos:

 

Hay que estimularlo a una edad temprana: hay que ofrecer a los niños varias opciones para que expresen sus capacidades, así no se sentirán cohibidos. 

 

La importancia de la educación: lo ideal es encontrar el equilibrio entre la escuela y alguna actividad extra escolar. Eso sí, a todas y cada una de ellas debemos darle la misma importancia.

 

Fomenta la lectura: aparte de aportarnos conocimiento, la lectura también nos da ideas, hace volar la imaginación y nos facilita sacar ideas creativas. 

 

Busca nuevas experiencias: la mejor manera de encontrar ideas es abriendo la mente y buscando nuevos retos que nos permitan salir de nuestras zonas de confort.

 

Apunta todas las ideas que tengas: nunca se sabe cuándo nos vendrá una idea a la mente, por esta razón siempre es bueno apuntarla en algún sitio para que no la olvidemos. 

 

Haz lo que te apasiona: cuando hacemos cosas que nos apasionan estamos estimulando nuestro lado creativo, hacer lo que nos apasiona nos ayudará a encontrar las mejores ideas.