15 CONSEJOS PARA AHORRAR EL GASTO DE AGUA EN CASA

agua

El agua es el elemento básico para que podamos vivir. Este recurso permite reducir la pobreza, que una zona pueda crecer económicamente y que haya una sostenibilidad ambiental. Para concienciar a la gente de la importancia que tiene el agua dulce, cada año se celebra el Día Mundial del Agua (el 22 de marzo). También para que todos sepamos la importancia que tiene una buena gestión de este líquido. 

 

A pesar de que todos hemos oído hablar que es muy importante, sin darnos cuenta en nuestra vida cotidiana hacemos una serie de acciones que nos hacen gastar más litros de los que de verdad necesitamos. Se calcula que de media cada casa en España gasta 130 L al día. Lo que demuestra que necesitamos poner en práctica una serie de acciones para reducir dicho consumo de forma inmediata. 

 

Por esta razón hemos preparado esta guía, con consejos fáciles de poner en práctica para que aprendas cómo reducir agua y ahorrar en tu factura. 

Consejos fáciles para ahorrar agua

  • Cuando te estés cepillando los dientes, te afeites o te estés lavando las manos, cierra el grifo. De esta forma, ahorrarás hasta 6 litros por minuto. 
  • Pon una botella llena dentro de la cisterna del retrete para que no salga tanta agua cada vez que tiras la cadena. Al mismo tiempo, comprueba que no hay fugas y que la cadena se cierra correctamente cuando se vacía el depósito. 
  • En lugar de tirar el papel higiénico al inodoro tíralo en una papelera. Tampoco tires cigarros u otros elementos como si fuera una papelera.
  • En lugar de bañarte dúchate, además, reduce al máximo el tiempo que estás bajo la ducha. Mientras te enjabonas también debes cerrar el grifo. 
  • Pon un difusor en la alcachofa de la ducha, así reducirás a la mitad sin darte cuenta los litros que gastas. 
  • Cuando pongas una lavadora o secadora, asegúrate de que están llenas al máximo. También usa programas que gasten menos. 
  • Si tienes algún grifo que gotea, arréglalo, así evitarás desperdiciar unos 40 litros al día. 
  • Puedes instalar un tope en las tuberías de agua para reutilizarla, por ejemplo para regar o fregar el suelo. 
  • Cambia el sistema de riego de tu jardín, en lugar de usar los aspersores pon un sistema de goteo. Además, si lo pones a funcionar por la tarde o la noche, evitarás que se pierda agua por evaporación. Usa este sistema para las zonas grades y riega a mano las más pequeñas.
  • Para evitar tener que dejar el grifo abierto hasta que salga fría para llenar un vaso, rellena una jarra y guárdala en la nevera. 
  • Si instalas un medidor de líquido tendrás datos reales para concienciarte sobre el gasto real que tienes. Así podrás comprobar si ahorras con las medidas que estás poniendo en práctica. 
  • Compra electrodomésticos y demás aparatos del hogar que la usen de forma eficiente cuando tengas que cambiar alguno. Hoy en día hay muchos productos que nos permiten ahorrar. 
  • Si tienes una zona exterior en tu casa usa la escoba para limpiar dicha zona en lugar de la manguera. 
  • A los que tengan una piscina en casa les recomendamos que la tapen cuando no la usen. De esta forma no se ensuciará tanto, no se evaporará y tendrán que gastar menos rellenándola o cambiándola. 
  • Cuando tengas que descongelar algún alimento, no lo hagas con agua caliente. Sácalo del congelador varias horas antes de tener que cocinarlo y déjalo en la nevera. De esta forma, aparte de ahorrar, mantendrás su sabor. 

 

Como puedes ver, son cosas fáciles de poner en práctica que todo el mundo puede hacer. En poco tiempo conseguirás reducir tu factura. Tu bolsillo y el planeta, te lo agradecerán.