EL CALENTAMIENTO GLOBAL Y SUS EFECTOS

calentamiento global

El calentamiento global es el incremento gradual de la temperatura de la atmósfera y los océanos. Esto ya está pasando en la actualidad pero se va a ir prolongando, e incrementando en el futuro.

Parece ser que nadie niega la existencia de este fenómeno, dónde hay discrepancias es en el origen del mismo. Determinar las causas de este mal para el planeta ha causado varios debates, aunque la mayoría de gente está de acuerdo que se debe al aumento de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, los cuales se generan al realizar ciertas actividades humanas, entre las cuales encontramos, la deforestación y la quema de combustibles fósiles (por ejemplo, el petróleo y el carbón).

Se ha demostrado que la temperatura de la superficie de la Tierra ha aumentado 0’8ºC en los últimos 100 años, en especial los últimos 30. Si no hacemos nada para frenar este aumento, la temperatura seguirá aumentando, entre un 1’1ºC y 2’9ºC (teniendo en cuenta las emisiones mínimas) y entre 2’4ºC y 6’4ºC (teniendo en cuenta las emisiones máximas).

El Calentamiento Global es un hecho, hay estudios y evidencias científicas que lo demuestran. Pero a veces no es fácil entender qué es este concepto y saber cuáles son sus efectos a corto y largo plazo.

 

¿Cuáles son los efectos del calentamiento global?

 

Para notar los efectos del cambio climático en el medio ambiente no hay que esperar a que pasen unos años, ya se están notando en estos momentos. Entre lo que más podemos notar, vemos:

Se derriten los glaciares, los glaciares montañosos, el hielo que cubre la Antártida y Groenlandia y el hielo del mar Ártico. En consecuencia, aumenta el nivel del mar y amenaza con inundar las ciudades o pueblos más cercanos a la costa.

Se están cambiando los patrones de precipitaciones, la media de lluvias y nieve ha aumentado. Esto provoca el traslado de animales a otras zonas que se adapten más a sus necesidades. Por ejemplo, algunas especies de mariposas, zorros y plantas alpinas, ahora se encuentran en zonas más al norte del planeta o zonas más frías y elevadas.

Muchas especies están desapareciendo o disminuye enormemente el número de ejemplares que existe, por ejemplo, los pingüinos Adélie han pasado de 32.000 a 11.000 ejemplares en 30 años.

 

Algunos efectos a largo plazo, son:

 

El nivel del mar va a subir entre 18 y 59 cm a finales de siglo XXI. Si los polos se siguen derritiendo, aumentará 10 o 20 centímetros más.

Los huracanes y ciertas tormentas se van a volver más fuertes.

Pérdida de sincronización entre especies que dependen unas de otras. Por ejemplo, las plantas podrían florecer antes de que los insectos que las polinicen se activen.

Aumentará la frecuencia de las inundaciones y las sequías.

Se reducirá la cantidad de agua dulce, de la que depende el ser humano.

Se extenderán algunas enfermedades, como por ejemplo la malaria.

Cambiarán los ecosistemas, fruto del movimiento de las especies, las que no puedan trasladarse, se extinguirán.