LA IMPORTANCIA DE RECICLAR ¡CONCIÉNCIATE!

reciclar

Reciclar consiste en convertir algo que íbamos a tirar a la basura en algo distinto para que pueda volverse a usar. Parece algo muy sencillo y lógico, pero no siempre se tiene toda la información al respecto para poder llevar el reciclaje a cabo con el máximo número de objetos posible.

Se estima que, por lo general, cada persona genera 90 toneladas de basura a lo largo de toda su vida. Si no recicláramos nada de estas 90 toneladas, se generaría tal magnitud de residuos en el planeta que habría vertederos por todas partes. De ahí la importancia de reciclar al máximo, para reducir los desechos que generamos a lo largo de nuestra vida y perjudicar el mínimo  a nuestro planeta.

Por eso desde WellWo, te damos los motivos por los que todos deberíamos reciclar, así como unos consejos para hacerlo de forma sencilla. Empecemos a cuidar nuestro planeta como se merece!

 

Motivos del reciclaje:

Motivos para reciclar no faltan:

El primero de ellos es por necesidad, tenemos que reducir la emisión de Co2, reducir el efecto invernadero, facilitar el almacenamiento de los residuos que generamos, evitar la contaminación del agua, mejorar la calidad del suelo y mucho más.

Ahorraremos energía al no tener la necesidad de fabricar productos nuevos.

Mejoramos el medio ambiente, porque no usaremos las materias primas que nos ofrece la naturaleza para fabricar productos nuevos.

Se renueva el mercado con la aparición de los productos nuevos, frutos del reciclaje.

Creamos empleo, es una consecuencia del incremento de la actividad de las plantas de reciclaje.

Protegeremos los ecosistemas, ya que no destruiremos bosques ni humedales para fabricar productos nuevos. Mantendremos el planeta en lugar de destruirlo.

Reciclar de forma correcta asegurará la permanencia del hombre en el planeta en un futuro no tan lejano como pensamos.

 

Reciclar es algo fácil de hacer:

Consiste en reutilizar elementos y objetos de uno o varios productos para fabricar otros, si no los usáramos en estos procesos, irían a la basura, contribuyendo a la acumulación de deshechos, dañando al planeta.

El reciclaje está ligado a la ecología, a la sostenibilidad (que es que el ser humano use los recursos del planeta y la naturaleza, pero no en exceso, para que el planeta pueda generarlos de nuevo, sin que cause un grave impacto ni daños significativos al ambiente natural).

En casa, debemos tirar en la bolsa de basura que toca cada envase que vamos a tirar. A continuación, debemos tirar cada bolsa en su contenedor correspondiente que tengamos más cerca.  

El papel, el cartón, el plástico y el vidrio son cosas que ya todos estamos acostumbrados a reciclar. Además, sabemos que no hay que tirar estos, y ningún otro objeto, en descampados, vertederos ni en mitad de la calle. Es algo que solo se tarda unos segundos en hacer y que, si no lo hacemos de la forma correcta, puede quedarse durante años, siglos o para siempre, en el medio ambiente.

 

Algunos consejos par reciclar de forma sencilla:

Usar los restos de café como abono para el jardín. Las cápsulas las podemos llevar a la tienda dónde las hemos comprado, si se trata de un distribuidor oficial, que allí se encargarán de reciclar.

Usar los cepillos de dientes viejos para limpiar los rincones de la casa de difícil acceso. Incluso podemos usar uno de ellos para aplicar la laca al pelo, cuando nos hagamos recogidos, para que todos los pelos queden en su sitio y nos quede un buen peinado.

Reutilizar el agua, hay muchas formas posibles: cuando lavamos la fruta, verdura y otros alimentos para cocinar, podemos usar esa agua para regar las plantas. Cuando nos vayamos a duchar y esperemos a que salga el agua caliente, podemos poner el cubo de la fregona y usar esa agua después para fregar el suelo o limpiar el coche.

Estos son solo 3 ejemplos de lo que podríamos hacer, pero hay cientos de maneras de reciclar. Solo basta con tener conciencia de ello y pasar a la acción.