LA IMPORTANCIA DEL BIENESTAR LABORAL

bienestar laboral

Cuando hablamos de felicidad nos podemos referir a muchas cosas. A menudo se habla de cosas como sacar buenas notas, casarte, comprar una casa… Pero la felicidad también puede ser lograr un trabajo que deseamos mucho. 

Pero, ¿qué pasa una vez empezamos a trabajar en dicho puesto? ¿Se va la felicidad? 

De eso vamos a hablar hoy, del bienestar laboral. Porque pasamos muchas horas en el trabajo, de hecho, la gran parte del día. Por lo que es importante que estemos bien, a gusto, tanto con lo que hacemos con lo que nos rodea en el trabajo. 

 

¿Qué es el bienestar laboral?

 

Antes de mencionar las técnicas para tener un buen ambiente laboral debemos saber qué es exactamente el bienestar laboral. 

Puede que te suene este concepto o puede que sea nuevo para ti. Pero lo que es seguro es que si trabajas, necesitas este bienestar. 

 

Este concepto es relativamente nuevo. No hace muchos años que se empezó a dar la importancia que necesita al bienestar de los trabajadores en la empresa. 

Recordad que antes era más importante la productividad de la empresa que las condiciones laborales de los trabajadores. 

Había que trabajar mucho para producir más y mejor. La eficiencia era lo que primaba y los beneficios de los trabajadores quedan renegados en un segundo plano. 

 

Nos encontrábamos con jornadas laborales infinitas, con un salario bajo, pocas vacaciones y sin pagas extra. 

Todo esto fue aumentando un sentimiento de malestar entre los trabajadores. Poco a poco, los empresarios se dieron cuenta que para que los trabajadores rindieran más, debían tener ciertos derechos y beneficios.

 

Como por ejemplo, reducción de jornada, crear cohesión entre los diferentes departamentos (cuanta más confianza haya entre los trabajadores, más a gusto estarán), mejor retribución… Hay muchas más medidas que podrán adoptar para mejorar el bienestar laboral. 

 

De esta forma, nos damos cuenta que el bienestar laboral no es otra cosa que sentirse bien con el trabajo que uno hace. Que las tareas que desarrollas te gustan, te motivan y te sientes bien con sus compañeros de trabajo. Además de ocupar el puesto soñado que hemos mencionado al principio.

 

Es toda una experiencia global. Porque si solo nos motiva el nombre del puesto que ocupamos y nada más, cada mañana nos levantaremos sin ánimos para ir al trabajo. 

En cambio, si nos gusta lo que hacemos, con quién lo hacemos y nos pagan bien por ello, nuestra actitud será diferente al despertar. 

Y es en este sentido es donde nace WellWo, empresa saludable, con el fin de aportar una herramienta que incida en la salud y bienestar del trabajador y por ende en su felicidad

 

A continuación, os presentamos las claves para mejorar el bienestar en el trabajo.

 

Aprende cómo mejorar el bienestar en tu empresa:

 

Debéis tener en cuenta que si los expertos insisten tanto en el bienestar laboral es porque no solo vais a mejorar vuestro rendimiento y vuestro humor en el trabajo, sino que vuestra salud también mejorará. 

Estos cambios no solo los deben hacer los trabajadores, los dirigentes de la empresa también deben hacerlos para, entre todos, mejorar. 

Al comprobar su eficacia, agradeceréis haber dado el paso. 

 

  1. Aprende a conciliar tu vida laboral con tu vida personal: 

Tener cierta flexibilidad en el trabajo para poder atender tus obligaciones personales es una de las cosas que más hace feliz a los trabajadores. Si en tu empresa te facilitan conciliar la vida personal con la laboral, irás más contento al trabajo y te sentirás más a gusto. Además, rendirás más. 

Algunas medidas pueden ser: flexibilidad con la hora de entrada y salida del trabajo, poder trabajar desde casa, tener servicio de guardería en la empresa, etc.

  1. Mejorar el espacio donde trabajas: 

Es muy común encontrar escritorios con fotos de familiares, dibujos, algún post-it con una nota… Pero no solo nos referimos a esto. Tener una buena silla ergonómica, un cojín para apoyar la muñeca, la altura del escritor adecuada para no forzar las cervicales o disponer de un cajón para apoyar los pies pueden ser cambios que nos ayuden a sentirnos mejor en el despacho y que también nos evitarán dolores.

Todo aquello que facilite la realización del trabajo es bienvenido, ¡incluso tener una máquina de café!

 

  1. Enfrentarte a nuevos retos: 

En el trabajo es fácil caer en la rutina y aburrirse, pero hay tareas que son inevitables y hay que hacerlas. Una buena forma de motivar a los trabajadores es proponerles retos, que intenten superarse cada día, darles nuevas responsabilidades y buscar una manera de recompensar su esfuerzo. 

 

  1. Reconocer el trabajo de tus empleados: 

A veces los jefes olvidan que el reconocimiento es importante para que los empleados se sientan bien. Dan por hecho que como es su obligación cumplir con su trabajo, no necesitan reconocer un trabajo bien hecho. Pero si lo hacéis, vais a aumentar su autoestima y confianza y trabajarán con más ganas.

 

  1. Fomentar el buen ambiente entre los trabajadores: 

hacer actividades conjuntas para conocer mejor a tus compañeros de trabajo, para tener más confianza, estar más relajados y felices los unos con los otros es fundamental para mejorar el ambiente laboral. Al fin y al cabo, pasamos 8 horas al día con estas personas y es mejor llevarnos bien. Los team building, afterwok o actividades en la oficina pueden ayudar en este aspecto.