LAS CONSECUENCIAS DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

contaminación atmosférica

Entendemos como contaminación atmosférica toda la presencia en la atmósfera de materia, energía y/o sustancias que puedan suponer una molestia, peligro o riesgo para las personas y el medio ambiente. También puede afectar a los animales y su forma de vida. 

Esta contaminación, puede afectar de muchas formas nuestra vida. Aunque no siempre se ve, a menudo vemos una nube densa y oscura sobre las grandes ciudades, que es donde se suele concentrar más debido a la alta concentración de actividad humana. 

A estas alturas todos hemos oído a hablar este tipo de contaminación y de las graves consecuencias que puede tener para nuestra supervivencia. Pero no siempre tenemos claro cómo surge y cuáles son sus consecuencias. A continuación, os lo contamos: 

 

¿Cuáles son las causas de la contaminación atmosférica?

 

Hay dos fuentes de contaminación atmosférica. La actividad humana (que es la que más causa este tipo de contaminación) y los procesos naturales:

A veces, se producen fenómenos de la naturaleza que pueden emitir sustancias o materias contaminantes de la atmósfera. Esto es en menor medida comparado con la que produce la actividad humana, pero también ocurre. Principalmente es cuando hay una erupción volcánica, porque se emiten gases y partículas que afectan los gases que se encuentran en la atmósfera de forma natural. También cuando hay un incendio no provocado, con las tormentas de polvo y el polen y las esporas de las plantas. 

 

Causas de la contaminación a causa de la actividad humana: 

 

Extracción de materiales en minas: cuando se extraen materiales en las minas se utilizan materiales químicos y máquinas que emiten gases contaminantes. 

Usar demasiados pesticidas: en la agricultura se usan pesticidas para tratar los alimentos. Estos, acaban filtrándose y alterando el suelo, también facilitan que se acumulen gases contaminantes en el aire. 

La deforestación masiva: las plantas y árboles limpia el aire, pero por culpa de la deforestación cada vez hay menos plantas que puedan hacer esta función de limpieza del aire y reducir la contaminación atmosférica. También se reduce la cantidad de oxígeno que producen. 

Quemar combustible: cualquier medio de transporte quema combustible (que se convierte en gases) para poder circular. Estos gases también se acumulan en la atmósfera y es muy difícil de eliminarlos. 

 

Las consecuencias de la contaminación en la atmósfera:

 

Las consecuencias de la contaminación atmosférica son muchas, porque no solo afecta a nivel local, sino que puede llegar a tener consecuencias globales, y esto tanto a corto como largo plazo. 

Para las personas: puede llegar a provocar varias enfermedades respiratorias, como por ejemplo el asma, enfermedades cardiovasculares, fatiga, dolor de cabeza, irritación en los ojos, acelerar el envejecimiento de la piel, acné y muchas otras.

Para el medio ambiente: aparecen las nubes contaminantes que hemos mencionado antes. Se produce un cambio climático. La capa de ozono se deteriora y aparecen agujeros. También aparece el fenómeno llamado lluvia ácida, que es cuando hay precipitaciones mezcladas con los gases contaminantes presentes en el aire. 

 

Aprende a reducir la contaminación atmosférica: 

Entre todos debemos adoptar medidas para evitar el uso de productos o prácticas contaminantes. 

Una de las primeras medidas que podemos hacer es utilizar el transporte público y utilizar medios de transporte que no contaminen, como por ejemplo la bicicleta. 

Pedir a nuestro ayuntamiento la implementación de más zonas verdes. Para que nos ayuden a limpiar el aire.

Intentar producir cuantos menos residuos mejor. Para ello, la regla de las 3 R es ideal. Si generamos menos basura, habrá menos productos contaminantes y reduciremos la contaminación que se produce al elaborar dichos productos. 

Usar de forma responsable los combustibles fósiles y las diferentes fuentes de energía que tenemos.