MINDFULSEX: EL SEXO CONSCIENTE

mindfulsex

¿Qué es para ti el sexo y cómo lo vives? ¿En qué piensas mientras practicas sexo? ¿Dónde va tu mente y tu atención? Quizás no te lo habías preguntado nunca antes, y es que, lidiamos diariamente con tantas ocupaciones e impactos, que es natural que nuestra mente sea la primera víctima. En la actualidad, la inmediatez, estar todo el tiempo conectados/as y el bombardeo constante de información, nos inhiben de la conexión con nosotros/as mismos/as, provocando estrés, ansiedad, insomnio y/o agotamiento, entre otros problemas de salud. Este estado, a su vez, perjudica a nuestras relaciones sexuales e influye en nuestra lívido.  

Aquello que pensamos, mal gestionado en el ámbito sexual, pueden llegar a tener un papel muy negativo y acarrear consecuencias desagradables. Tener pensamientos intrusivos que no son reales, que sólo existen en tu cabeza y que te alejan del momento presente: “Pensará que…”, “No lo estoy haciendo bien”, “No le excito”, etc. El resultado es que, en lugar de gozar del momento que estás viviendo con una pareja, tus energías ponen el foco a una serie de realidades que sólo existen en tu imaginario.

¿Qué es el mindfulsex?

El Mindfulsex es una práctica cuyo objetivo es que todas las personas que lo practiquen, disfruten del sexo de forma plena y prestando atención a las sensaciones del presente. Al ser más conscientes de lo que sucede en nuestros encuentros sexuales, la implicación del cuerpo, el disfrute y las sensaciones, se potencian. Esto favorece a tener una vida sexual plena y satisfactoria que contribuye al bienestar físico y mental.

Por desgracia, vivimos muy conectados a nuestros pensamientos y muy preocupados por lo que sucede en nuestra mente. Conectándonos con nuestra sexualidad, a través del Mindfulsex, nos permite entregarnos a la práctica sin obstáculos, con complicidad con la otra persona, de una forma más libre, sensitiva y plena. La práctica nos conecta con el placer y desconecta la mente de pensamientos que generan insatisfacción, problemas de autoestima y limitaciones mentales. 

Sus beneficios

El Mindfulsex nos enseña a profundizar en nosotros/as mismos/as y en nuestra pareja, focalizando la atención en el encuentro sexual, eliminando pensamientos que no tienen lugar en la práctica. Ayuda a propiciar la conexión con tu cuerpo y con el de la otra persona, creando un espacio de intimidad consciente.

El Mindfulsex manifiesta y promueve la importancia de eliminar obsesiones por el fin, disfrutando y deleitándonos con el recorrido, sin poner el foco en el orgasmo. El resultado son unas relaciones sexuales más completas y plenas, desconectando el modo automático que propicia un tipo de sexo repetitivo que carece de atención en el trayecto. De este modo, el orgasmo llega de manera gradual y más intenso…

Potencia el autoconocimiento en el plano sexual, observando las propias limitaciones, autoexigencias, deseos, prejuicios, etc. trabajándolas para aceptarlas y que no sean un obstáculo que nos dificulte disfrutar del sexo.

La práctica de Mindfulsex te enseña a centrar la atención en el momento presente, silenciando las expectativas, las distracciones, la tensión, la ansiedad y aquellos pensamientos intrusivos y que nos alejan del disfrute de la relación sexual.

Nos ayuda a dejar de lado el deseo basado en fantasías para centrarnos en el placer. El Mindfulsex propone que, a través de los cinco sentidos, gocemos de las sensaciones del momento presente y nos dejemos llevar, fluyendo, disfrutando más de nuestra sexualidad para incrementar el placer propio y el de la pareja.

El Mindfulsex también resulta de gran ayuda en problemas para controlar la erección, la eyaculación, si no llegamos al orgasmo, en la falta de deseo, vaginismo o dispareunia. Normalmente, la mayoría de estos casos vienen propiciados por la presión, la rapidez o, de nuevo, las expectativas. Al ralentizar la práctica, teniendo en cuenta la respiración y todos los aspectos de gestión de los pensamientos y la atención, combate las causas de estos problemas, permitiéndonos disfrutar.