¿QUÉ SON LAS ENERGÍAS RENOVABLES Y CUANTOS TIPOS HAY?

energías renovables

A estas alturas todos sabemos que el planeta se encuentra en peligro por el calentamiento global. Hay que tomar una serie de medidas para frenar la situación y para que podamos seguir viviendo en condiciones óptimas. El ser humano siempre necesita varias fuentes de energía para poder realizar las actividades cotidianas, casi siempre proviene de fuentes no renovables, esto, agrava el problema. Desde hace unos años se ha recurrido a las energías renovables, ya que son respetuosas con el medio ambiente y los animales.

Gracias a las nuevas tecnologías, a las investigaciones y a la concienciación de la población, estas fuentes se utilizan cada vez más. Aunque todo el mundo ha oído hablar sobre este tipo de recurso, puede que no tengamos claro el concepto y como se obtiene, por esta razón, hemos preparado este artículo dónde vamos a explicar de qué se trata y cuantos tipos hay.

¿Qué son las energías renovables?

También conocidas como energías alternativas verdes, las energías renovables son las que se obtienen de fuentes naturales y que no se pueden agotar. Dichos recursos naturales son: el sol, el agua, la biomasa, el viento e incluso los animales, no se incluyen los combustibles fósiles.

Cuando decimos que no se pueden agotar es que se pueden regenerar por si solos y que, por lo tanto, no se acabaran nunca.

Algunas de las ventajas que tiene usar las energías renovables es que apenas tienen un impacto negativo en el medio ambiente, no contaminan y no requieren del uso de recursos finitos para generarlas.

Tipos de de energías verdes

La naturaleza tiene muchos recursos de los cuales podemos servirnos para obtener energía. Los diferentes tipos que hay, son:

Solar: es la que obtenemos del sol, una forma de transformar los rayos del sol en energía es poniendo placas solares. La que se genere, la podemos almacenar para usarla cuando lo necesitemos. Una variante es la termoeléctrica, que consiste en utilizar la radiación solar para calentar el agua, cuando el agua alcanza el punto de ebullición y se cree vapor de agua, se accionará una turbina que genera electricidad.

Eólica: es la que se obtiene gracias a la fuerza del viento. Se suelen crear parques eólicos con molinos de viento, estos molinos están conectados a unos generadores de electricidad que transforman la fuerza del viento en energía al girar las aspas.

Hidroeléctrica: también conocida como hidráulica, es la que utiliza la fuerza del agua. La forma más conocida de crear y almacenar esta energía es con las presas.

Biomasa: quizá no es tan conocida como las anteriores energías renovables, pero es una de las más económicas y ecológicas que existen. Es el resultado de la combustión de los residuos orgánicos, tanto de origen animal como vegetal. Primero se depositan los desechos en un depósito, a continuación se prensan y se les prende fuego.

Biogás: este tipo de energía se obtiene cuando se biodegrada la materia orgánica. Hay ciertos microorganismos que se encargan de realizar este proceso, para que esto ocurra la materia debe estar en un dispositivo específico sin oxígeno. El resultado de este proceso es un gas que se puede utilizar perfectamente para obtener energía.

Del mar: llamada mareomotriz o undimotriz, es la que se obtiene al aprovechar la fuerza de las olas del mar.

Geotérmica: esta nace en el corazón de la tierra, ya que utiliza la temperatura que hace en los yacimientos para generar energía.


Características en común de las energías renovables:


Facilitan el autoconsumo: de esta forma conseguiremos que las casas sean autosuficientes, la idea es que dentro de unos años los edificios ya tengan las instalaciones que les permitan recolectar energía para su propio consumo.

Favorecen el medio ambiente: como hemos dicho al principio del post, por culpa del cambio climático el planeta se está resintiendo. Una de las soluciones para frenarlo es utilizando estos recursos en lugar de los contaminantes.

Son gratis e ilimitados: al estar presentes en la naturaleza, son recursos por los que no hay que pagar (o al menos no se debería). Además, como se pueden generar siempre, no se acabarán nunca.

Se pueden generar en cualquier lugar del mundo: al venir de varias fuentes diferentes y ser recursos de la naturaleza, los podemos encontrar en cualquier parte del planeta, por muy remoto que sea.

Permite la independencia energética: no todos los países tiene acceso a fuentes de energía para cubrir las necesidades de su población, cuando esto ocurre, se ven obligados a comprarlas (casi siempre son combustibles fósiles) a otros países. Sin embargo, todos los países tienen acceso a algún tipo de energía renovable, aprender cómo generarla y distribuirla les permitiría no depender de otros países y de sus condiciones.

Es necesario aprender la importancia que tiene el uso de las energías renovables y las ventajas que presentan. Son una excelente forma de cuidar el medio ambiente y de ahorrar. Además, implican una seguridad que no tienen los combustibles fósiles porque en un futuro se agotarán y su precio aumentará. Cada vez es más fácil instalar un sistema que permita almacenar y utilizar las energías renovables que tenemos a nuestro alcance, solo tenemos que informarnos y dar el paso.