¿QUÉ SON LOS EJERCICIOS CARDIOVASCULARES?

ejercicios cardiovasculares

Hoy os vamos a hablar sobre los ejercicios cardiovasculares, también conocidos como cardio. Se trata de un tipo de ejercicios aeróbicos que movilizan los grupos musculares más grandes de nuestro cuerpo.

Se está en constante movimiento durante un tiempo determinado a una intensidad de como mínimo el 50%. La mayoría de ejercicio que hacemos (el 80%) es de este tipo.

Algunas de las razones por las cuales la gente decide hacer estos movimientos es porque hay una gran cantidad de ejercicios diferentes que podemos hacer, se adaptan a cualquier edad, estado físico y condición.

Pero estas no son todas, debido a los grandes beneficios que nos aportan, son el ejercicio favorito de muchos.



Beneficios de los ejercicios cardiovasculares

 

Ayuda a bajar de peso: el constante movimiento al que sometemos al cuerpo mientras hacemos este tipo de ejercicios cardiovasculares, es la clave para que podamos quemar calorías y perder peso. Eso sí, para que sea realmente efectivo debemos hacer al menos tres sesiones de 35 minutos cada una a la semana.

Evita la fatiga: el cuerpo se acostumbrará a hacer deporte, estará más activo, con más energía y en consecuencia tendremos menos fatiga. Para que sea más óptimo, debemos beber antes, durante y después de entrenar, descansar correctamente entre cada sesión y evitar el sobreentrenamiento.

Previene que suframos alguna enfermedad: porque fortalece nuestros músculos y órganos, además de alargar nuestra esperanza de vida. También reduciremos el colesterol malo, la posibilidad de sufrir enfermedades derivadas de la obesidad, etc.

Mejora la salud cardiovascular: los problemas del corazón son la principal causa de muerte en el mundo. Hacer ejercicios cardiovasculares previene el deterioramiento de corazón, mejora la tensión arterial, proporcionaremos oxígeno al corazón… Lo que reduce las posibilidades de sufrir alguna enfermedad cardíaca o ataque al corazón.

Fortalece el sistema inmunológico: cuando una bacteria o virus intente atacar nuestro cuerpo, el sistema inmunológico está preparado para combatirlos, también se previene posibles infecciones.

Fortalece los músculos y los huesos: tras unas semanas entrenando, nuestro cuerpo absorberá más calcio, lo que fortalecerá los huesos y reducirá el riesgo de sufrir una lesión. También tendremos unos músculos más fuertes y flexibles.

Sube la autoestima: cuando hacemos deporte el organismo produce endorfinas y otras hormonas que nos hacen sentir mejor, reducen el mal humor, proporcionan más energía y reducen la ansiedad. Por eso al acabar una sesión de entrenamiento estamos menos estresados, de mejor humor y con la autoestima por las nubes.

Ahora que ya conocemos beneficios, veamos qué tipos de ejercicios cardiovasculares podemos hacer, ya que como hemos dicho antes, hay varios.



Tipos de ejercicios cardiovasculares:



Crossfitness: una modalidad deportiva que consiste en hacer ejercicios funcionales a alta intensidad. Estos ejercicios son perfectos para aquellos que quieran conseguir resultados en poco tiempo.

Tabata: también se trabaja a alta intensidad, pero el entrenamiento dura poco tiempo. Es ideal para la gente que no tiene mucho tiempo para hacer deporte. Se consigue tonificar y fortalecer el todo el cuerpo a la vez.

Aeróbic: son una mezcla de movimientos que requieren una fuerza continuada, de diferente intensidad y controlando la respiración. Todo esto al ritmo de la música. Es el deporte perfecto para los que quieren fortalecer la salud de su corazón y perder peso.

Steps: estos movimientos también se hacen al ritmo de la música, pero se hacen subiendo y bajando de un step, un escalón. Ayuda a mejorar la coordinación y la agilidad de los movimientos.

Entrenamiento Hiit: es un entrenamiento por intervalos de alta intensidad, para poder hacerlos hay que tener un buen fondo físico. Por este motivo es mejor que empecéis haciendo otros ejercicios y cuando os sintáis preparados, podéis hacer estos.

Combat: No lo parece pero esta disciplina también forma parte de esta categoría. Es un ejercicio intenso de varios asaltos con los que hay que moverse rápidamente.


Es importante que si estáis empezando a practicar deporte lo hagáis haciendo pocas sesiones a la semana, una o dos. Pasadas una semanas y si vuestro cuerpo se ha acostumbrado, podréis aumentar la frecuencia de los entrenamientos.



Pronto notaréis los beneficios que os hemos explicado en este post en vuestro cuerpo y organismo. El esfuerzo merece la pena, un cuerpo sano y fuerte. Para tener mejores resultados, debéis acompañar los ejercicios cardiovasculares con una dieta sana y variada.