¿SABES QUÉ ES LA ANDROPAUSIA Y CÓMO NOS AFECTA?

andropausia

Cuando llegamos a la plenitud de la adultez, todas las personas experimentamos cambios en el cuerpo producidos por la disminución de las hormonas. Esto comporta una serie de manifestaciones físicas y fisiológicas, al igual que sucede en otros ciclos de la vida como, por ejemplo, la adolescencia. Esta etapa es comúnmente conocida en la mujer y se llama menopausia, pero su equivalente en el sexo masculino, ni se conoce tanto, ni se habla de ello.

Se llama andropausia, menopausia masculina o hipogonadismo tardío, y es la fase en la cual tanto las hormonas del hombre como las capacidades sexuales y las funciones orgánicas, disminuyen. Comienza a partir de los 40 años con una bajada de testosterona del 1% anualmente y, a partir de los 50, disminuye un 1,6%.

Tiene diferencias con respecto a la menopausia. Como comentábamos anteriormente, existe una progresión en la disminución de la testosterona prolongada en el tiempo. De hecho, la andropausia no tiene una duración definida y puede tanto extenderse hasta el final de la vida, como reducir su incidencia e incluso no aparecer nunca. En la andropausia, como la bajada hormonal es más lenta y progresiva, es más difícil identificarla que en el caso de la menopausia en la que los cambios son muy notorios. 

Sintomatología de la andropausia

Con la disminución de la producción de testosterona masculina, se producen algunas manifestaciones en el hombre que pueden confundirse con el envejecimiento.  Para poder diagnosticar esta patología, es necesario realizar una analítica por profesionales, donde se analicen distintos niveles hormonales. Cabe destacar que al igual que la menopausia, la andropausia es un período transitorio, no es una enfermedad.

Algunas de sus sintomatologías son:
  • Pérdida masa muscular
  • Disminución de la libido
  • Deterioro óseo
  • Cambios de ánimo e irritabilidad
  • Menor agilidad mental
  • Pérdida de memoria
  • Alteraciones en la eyaculación
  • Menor erección
  • Aumento de la grasa corporal
  • Fatiga y cansancio
  • Mayor riesgo a padecer problemas del corazón

¿Se puede prevenir la andropausia?

Aunque existe cierto desacuerdo entre los criterios médicos en torno a la andropausia, parece que los puntos en común son que, en la andropausia, existen grandes variaciones de testosterona y la presencia de síntomas clínicos como la depresión.

Además, existen evidencias que indican que se puede agravar y adelantar este período en el tiempo por diversos factores. Por lo tanto, algunos médicos aconsejan no sólo tratarlo como un asunto hormonal, sino que, lo correcto sería abordarlo como una cuestión de calidad de vida. La razón es que, si bien no está claro que se pueda prevenir, con unos buenos hábitos se podría retrasar en el tiempo.

Algunos factores de riesgo que adelantan y empeoran la andropausia son:
  • Sedentarismo
  • Malos hábitos alimenticios
  • Consumo de alcohol, tabaco y drogas
  • Enfermedades cardiacas
  • Enfermedades metabólicas
  • Estrés

Tratamiento y consejos

El tratamiento dependerá de cada persona, porque pueden existir más problemas además de la deficiencia de testosterona, por lo que es importante un buen diagnóstico médico. Para la disminución de los niveles hormonales masculinos, se acostumbra a realizar un tratamiento de terapia hormonal de reemplazo, pero esto debe estar siempre asesorado por un médico. Este tratamiento mejora el aumento de la líbido, la composición corporal y la calidad de vida.

Es importante que el paciente haga unos cambios en sus hábitos para subir los niveles de testosterona, así como evitar el consumo de alcohol y controlar los niveles de estrés.

Algunos de los hábitos beneficiosos son:
  • Mantenerse activo de tanto a nivel mental como físico
  • Alimentación saludable donde incluya proteínas de calidad
  • Exposición diaria de luz solar
  • Dormir entre 7 y 9 horas diarias
  • Entrenamiento de peso de 2 a 3 días en semana
  • Ejercicio cardiovascular
  • Ejercicios multiarticulares