QUÉ ES LA SALUD MEDIOAMBIENTAL Y QUE EFECTOS TIENE?

salud medioambiental

Mucha gente no sabe con certeza que es la Salud Medioambiental, pero es algo que deberíamos conocer porque nos afecta a todos.  Tiene consecuencias en nuestra salud, tanto a corto como a largo plazo.

Qué consideramos como salud medioambiental

 

Se considera Salud Medioambiental todo aquello que está relacionado con los factores físicos, químicos y biológicos externos (es decir, los factores ambientales) de una persona que afectan a su salud y bienestar.

La Salud Medioambiental intenta prevenir las enfermedades y crear ambientes que beneficien la salud. No tiene en cuenta los comportamientos que no están relacionados con el medio ambiente, que sean del entorno social, económico y genético de la persona.

Ahora que sabemos que los factores medioambientales pueden causarnos un deterioro en la salud, vamos a indagar un poco más sobre cuáles son. Primero debemos recordar que hay algunos a corto plazo y otros a largo plazo, como hemos dicho antes.

 

Efectos a corto y largo plazo de la salud medioambiental

 

Los efectos a corto plazo son los llamados “toxicidad aguda”: por ejemplo, inhalar cloro provoca una infección respiratoria al instante. Algunos productos químicos actúan como veneno que se propaga por la sangre y causan náusea, vómitos, dolor de cabeza, etc.

Los efectos a largo plazo, llamados “toxicidad crónica” tardan más en aparecer. A veces meses o años, y para que aparezcan debemos exponernos de forma repetida a los químicos y toxinas que los causan. Pueden causar, por ejemplo: cáncer, alteraciones genéticas, alergias, cambios hormonales, intoxicación del sistema nervioso.

Tanto a corto como a largo plazo pueden aparecer efectos diversos en nuestro organismo:

Aparecen nuevas intolerancias (algunas de las cuales aún no están investigadas, para que puedan serlo, habría que invertir más en sanidad y ensayos clínicos)

Aparecen alergias y enfermedades raras a causa de la hipersensibilidad a los químicos que nos rodean.

Enfermedades respiratorias agudas, como por ejemplo neumonía.

 

Factores a tener en cuenta

 

Los efectos de la exposición a determinadas sustancias que causan enfermedades, pueden ser diferentes en cada persona. Factores como la edad, el sexo y el estado de salud influyen en el deterioro que causan en cada persona. Los grupos más vulnerables son los niños, ancianos y familias con pocos ingresos y con acceso limitado a la sanidad.

Es importante detectar todos estos cambios lo antes posible para poder curarlos. De la misma forma, es importante invertir en sanidad e investigación para encontrar nuevas curas. Sobre todo, curas a las nuevas enfermedades, algunas de las cuales, no reaccionan a los fármacos actuales.

Para evitar los efectos negativos del medio ambiente, se recomienda no contaminar, vivir en zonas lo más naturales posibles, con poca contaminación del aire y del suelo, sobre todo. Y seguir una dieta a base de productos naturales. Ya que somos lo que comemos, si los productos que ingerimos están repletos de productos químicos, nocivos para la salud, estaremos dañando nuestros sistemas inmunitarios. Lo ideal es comer fruta y verdura cultivada de forma ecológica, sin que se hayan usado pesticidas o químicos.

Para ello, podéis crear vuestro propio huerto en casa o formar parte de una cooperativa que os ayude a acceder a productos naturales locales, además, os aseguraréis que se paga el precio justo a los productores y os involucraréis más con la causa y el proceso.