QUÉ ÉS EL COACHING EMPRESARIAL?

coaching empresarial

El coaching empresarial son el conjunto de técnicas y comportamientos destinados a los trabajadores y equipos de la empresa. El objetivo de poner en práctica estas técnicas, es mejorar la eficacia y aumentar la motivación de los empleados. También tiene como objetivo lograr que se comprometan más con la empresa y se sientan más satisfechos con el trabajo que llevan a cabo.

 

El coaching empresarial se centra en los trabajadores porque son el pilar de la empresa, los encargados de desarrollar la competitividad empresarial. Debe aplicarse a todos los trabajadores por igual, tengan el rango que tengan, para que sea verdaderamente eficaz.

 

Como veis, el coaching para empresas es una herramienta muy eficaz que puede ayudaros a mejorar vuestra empresa, tanto en cuanto a la producción como el ambiente de los trabajadores y entre los diferentes departamentos. Es por ello que la herramienta de WellWo, a través de sus programas saludables,  impulsa la salud y bienestar laboral.

¿Cuándo se debe aplicar el coaching empresarial?

 

Poner en práctica las técnicas del coaching empresarial es muy fácil y no es muy costoso. Por lo que el dinero no debería ser un freno para ponerlo en práctica. Debéis identificar el momento en el que vuestros empleados lo necesitan para empezar.

 

Este momento puede ser una bajada en el rendimiento laboral o cuando están faltos de ánimo. Entonces será un buen momento para reforzar sus habilidades y confianza para que crean en lo que hacen y desarrollen sus habilidades creativas.

 

Otra ocasión en la que se puede aplicar el coaching empresarial es cuando han realizado un buen trabajo y crees que merecen una felicitación.

Cuáles son los beneficios del coach en las empresas?

 

A continuación, encontraréis una lista con los beneficios que tiene poner en práctica el coaching empresarial:

 

Estas técnicas os ayudan a mejorar la cohesión entre los trabajadores de la empresa.

Una de sus principales consecuencias, es que se mejora la producción, que es uno de sus objetivos.

Aprendemos a maximizar y usar en provecho de la empresa las habilidades creativas y sus capacidades. Unir estas cualidades a las de los demás trabajadores, ayudará a mejorar los resultados de la empresa.

Sus resultados se ven de forma rápida y efectiva.

Algo muy importante para los trabajadores, ayuda a mejorar su calidad de vida dentro de la empresa.

 

Cómo aplicar el coaching para empresas correctamente?

 

Para aplicar esta técnica debemos poner en práctica estos sencillos pasos:

  1. Debemos obtener un diagnóstico de la situación actual del equipo. Antes de actuar, debemos saber cómo están las cosas entre nuestros trabajadores. Realizar un estudio que nos saque unas conclusiones, nos ayudará a detectar cuáles son las necesidades de los empleados y establecer la mejor estrategia. 
  2. Elabora el plan de actuación. Dicho plan, debe ir acorde a las necesidades que se han detectado gracias al estudio de la situación y al resto de estrategias empresariales actuales.
  3. Empieza el trabajo de coaching. Ahora empezaremos a desarrollar el plan que hemos establecido anteriormente. Para que funcione, todo el equipo debe comprometerse y colaborar.

 

  1. Hacer un seguimiento y evaluaciones rutinarias. Después de poner en práctica el plan, hay que hacer una evaluación y un seguimiento para comprobar la eficacia de la estrategia que hemos desarrollado. En caso de que haya surgido un problema o que detectemos un error, podremos anticiparnos y adoptar las medidas que creamos necesarias para corregirlo. Hay que hacer balance para estudiar los resultados que hemos obtenido.

 

Consideraciones a tener en cuenta:

 

Claridad: una de las cosas a las que debe prestar atención el coach a la hora de comunicarse con los empleados, es que su mensaje se entienda correctamente. Si falla la comunicación, los trabajadores no podrán poner en práctica las técnicas que les enseñe el coach. Por su parte, si el coach no entiende las preocupaciones y expectativas de los empleados, no podrá asesorarles correctamente.

 

Obtener un feedback: es uno de los pilares de estas técnicas. Hay que intercambiar constantemente información entre participantes y coach.

 

Empatía: una de las cualidades que debe tener un buen coach es la empatía. Ponerse en la piel de los trabajadores es fundamental para entenderlas. Cada trabajador se encontrará en una situación particular, por lo que el coach deberá saber ponerse en la piel de cada uno de ellos. Cuando le cuenten su situación, deberá poder identificar sus miedos, deseos, esperanzas, etc. Pero sin juzgarlos.

 

Establecer una relación de confianza: para que los trabajadores puedan sincerarse con el coach, debe crearse una situación de confianza entre ambas partes. Así podrán trabajar y llevar a cabo su misión.

 

Confidencialidad: una de las formas de crear una ambiente de confianza, es garantizar que la información que den durante las sesiones, será tratada con total confidencialidad.

 

Tenacidad: no se puede fijar una fecha límite para acabar con el plan de coaching empresarial. La duración dependerá de cada trabajador y de las necesidades que tenga. Por esta razón, el coach debe adaptarse a cada situación personal permitiendo que cada uno de ellos evolucione a su ritmo.

 

Apoyo: apoyar al personal, ayudarle a resolver sus dudas durante el proceso y facilitarle la evolución es básico para lograr el objetivo de coaching para empresas y que cada uno saque lo mejor de sí.

 

Como veis, para poner en práctica una estrategia de coaching empresaria hay que tener mucha paciencia. Es un esfuerzo que merece la pena realizar porque los resultados que se obtienen son muy positivos para la empresa y para los trabajadores.