¿QUÉ ES LA GIMNASIA HIPOPRESIVA Y CUALES SON SUS BENEFICIOS?

gimnasia hipopresiva

La gimnasia hipopresiva es una disciplina que se ha puesto muy de moda en los últimos años. Esta fama es debida a los grandes beneficios que nos puede aportar en nuestro cuerpo.

 

Los precursores de esta disciplina son los deportistas de élite, los cuales, gracias al fortalecimiento de sus abdominales con estos ejercicios, han visto incrementado su rendimiento en sus respectivos deportes.

Pero esta no es la única razón por la cual tanto médicos como entrenadores personales, como fisioterapeutas recomiendan encarecidamente estos ejercicios. A continuación, descubriremos cuáles son las principales ventajas que nos ayudarán en nuestra vida diaria y deportiva.

 

Pero, primero, debemos conocer qué es exactamente la gimnasia hipopresiva.

 

¿Qué son los ejercicios hipopresivos?

 

Los ejercicios hipopresivos fueron creados en los años 80, pero es en los últimos años cuando su conocimiento comenzó a crecer exponecialmente.

Consisten en crear una hipopresión dentro del abdomen a través de ciertas técnicas, posturas y movimientos. Esta hipopresión la conseguimos haciendo una contracción del diafragma cuando espiramos, es decir, haciendo una apnea.

 

De esta forma, crearemos un efecto de succión en las vísceras. Como resultado obtenemos una tonificación del suelo pélvico y la faja abdominal. Esta forma de tonificar los músculos es de bajo impacto. Este bajo impacto no lo podemos encontrar en los ejercicios abdominales tradicionales que acaban por sobrecargar esta parte del cuerpo.

 

Para hacer los ejercicios debemos realizar una serie de movimientos y posturas.

Comenzando por una apnea, que consiste en soltar todo el aire del abdomen. Al mismo tiempo, meteremos el abdomen hacia dentro y mantendremos la posición durante unos segundos. Pero no os preocupéis, el profesor de hipopresivos os enseñará cómo hacer cada paso correctamente.

 

Por si te lo estabas preguntando, la gimnasia hipopresiva la puede practicar todo el mundo, tengas o no forma física. 

En definitiva, es muy fácil, causa un bajo impacto y tiene múltiples beneficios. ¿Qué más se puede pedir?

 

Ahora que ya sabemos qué es esta disciplina deportiva, veamos en profundidad cuáles son los beneficios que nos aporta.

 

Beneficios de la gimnasia hipopresiva:

 

  • Aumentamos el tono muscular abdominal: son ejercicios ideales para fortalecer el abdomen y tener un vientre plano. Además, se consigue de forma bastante rápida, en pocas semanas.
  • Evitamos la incontinencia urinaria: es una de las consecuencias de fortalecer los músculos abdominales. Conseguiremos un mayor control urinario, evitando las pérdidas de orina y otros problemas como, por ejemplo, las infecciones urinarias.
  • Mejoramos el suelo pélvico: con lo que mejoramos nuestras relaciones sexuales. Esto sucede debido al aumento del riego sanguíneo en los órganos sexuales lo cual conlleva  un aumento de su sensibilidad. Aunque el cambio es más notorio en mujeres, los hombres también pueden beneficiarse de ello.
  • Ayudan a recuperarse tras el parto: facilitan la colocación de los órganos y la recuperación del tono muscular y del suelo pélvico. Siendo este último de vital importancia. A través de estos ejercicios conseguiremos mantener las funciones del suelo pélvico como antes del parto.
  • Permiten reprogramar el cuerpo: es normal que con el paso del tiempo y de estilo de vida nuestro cuerpo cambie. El aumento de peso, alguna lesión que hemos sufrido o incluso la incontinencia urinaria pueden provocar que nuestros músculos no puedan sujetar los órganos correctamente. Como os podéis imaginar, esto puede causarnos problemas de salud. Para revertir la situación y que los músculos puedan volver a una situación óptima deberemos realizar ejercicios hipopresivos, con el fin de aumentar el tono muscular de la faja abdominal.
  • Mejoramos en otros deportes: como hemos dicho al inicio de este post, los hipopresivos nos ayudan en otras disciplinas porque aumentamos nuestra capacidad diafragmática, tenemos más control sobre nuestro cuerpo, más tono abdominal, etc.
  • Mejoramos la postura: a través de las diferentes posturas, del control de movimientos y de fortalecer la zona de la columna, no solo conseguiremos tener una mejor postura. Sino que también reduciremos el dolor de espalda.