QUÉ ES LA RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA O RSC

Responsabilidad Social Corporativa o RSC

Seguramente hayáis oído hablar sobre la Responsabilidad Social Corporativa o RSC, pese a su popularidad, no todo el mundo sabe qué es exactamente. Es por eso que te hemos elaborado este artículo donde os explicamos de qué se trata y cómo se pone en práctica. 

 

Se entiende por RSC como la contribución activa y de forma voluntaria por parte de las empresas para mejorar los derechos humanos, el entorno social, económico y ambiental. Esta contribución tiene como principal objetivo mejorar la situación competitiva y agregar un valor añadido a la estrategia de la empresa. Está formada por una serie de prácticas, estrategias y sistemas de gestión muy utilizados en todo el mundo. 

 

Esta definición se puede interpretar de varias formas distintas. La más aceptada es que las empresas aplican la responsabilidad social cuando durante el proceso de decisión, valoran el futuro impacto en la comunidad, los trabajadores y el medio ambiente de las acciones que van a emprender. 

 

Aunque su cumplimiento no está regulado por ninguna ley, las empresas llevan a cabo la responsabilidad social corporativa porque así lo creen necesario. Forma parte de sus convicciones y su ética. En caso de que una empresa no la llevara a cabo, socialmente se la vería como una empresa que rompe con la norma de la cultura. 

 

Por supuesto, para que una empresa lleve a cabo una política correcta de responsabilidad social corporativa, primero debe cumplir con todas las normas y leyes que le afectan. Empezando por las que hacen referencia al medioambiente. Este cumplimiento forma parte de las obligaciones que tiene una empresa para con la ley.

 

4 factores a tener en cuenta antes de aplicar la Responsabilidad Social Corporativa:

 

  1. La empresa debe ser consciente de la relación existente entre su entorno físico y social. Esto empieza por conocer el estado actual de dicho entorno. En caso de incumplimiento, no puede alegar que desconoce el entorno de la empresa, porque forma parte de sus responsabilidades. 
  2. Las empresas que quieran poner en práctica la RSC  deberán tener en cuenta que esto implica aceptar el compromiso de mejorar el entorno. No basta con pagar los impuestos y comprometerse a hacerlo, hay que dar un paso más allá y poner en práctica una serie de acciones que mejoren el entorno. 
  3. En referencia a la responsabilidad social corporativa hay que decir que como las empresas las forman personas, estas personas deben poder mejorar en todos los niveles gracias a las facilidades que su empresa le pone a su alcance. La empresa debe poner al alcance de sus trabajadores la conciliación con la familia, el cuidado del medioambiente y la mejora dentro de la empresa. 
  4. En cuanto a la innovación, la empresa debe buscar una forma de mejorar el entorno físico-social gracias a la actividad que lleva a cabo. Siempre hay algo que se puede hacer, que se pueda innovar para mejorar este aspecto. Solo hay que pensarlo y ponerlo en práctica. 

 

Formas de poner en práctica la RSC:

 

Puede parecer que la Responsabilidad social corporativa es algo muy complicado y caro de poner en práctica. Nada más lejos de la realidad, a continuación os explicaremos formas sencillas de poner en práctica para mejorar el entorno y el compromiso de la empresa. Si en vuestros objetivos  se encuentra la mejora o la implicación en la responsabilidad corporativa, deberéis poner en práctica una serie de medidas. No basta, tal y como hemos dicho al principio del post, solo con decirlo. 

 

Utilizar la RSC para poner en marcha una empresa sostenible, que cuide el medioambiente, que no contamine y que asegure la continuidad de los recursos que utiliza para producir sus productos y servicios. 

Que forme parte del proceso de educación, formación e investigación de la empresa. Así os asegurais que lo estáis teniendo en cuenta en cada fase y decisión que tomáis. 

Una buena gestión y transparencia desde la dirección son fundamentales para generar confianza, no solo con los trabajadores, sino que también con los posibles clientes. 

Gestionar adecuadamente los recursos humanos y llevar a cabo una política de contratación justa, fomentando el empleo. 

Hacer una inversión que esté socialmente aceptable y hacer I+D, ya que estos son los pilares de la empresa, el futuro. 

Mejorar la relación con los proveedores, quizá es uno de los aspectos más olvidados por las empresas, pero la forma con la que se relacionan y negocian con sus proveedores dice mucho de ellas. Hay que procurar ser justos y que los proveedores respeten también los valores de la empresa. 

 

Estos son solo algunos de los ejemplos que podéis poner en práctica, hay muchos más que también os serán muy útiles, solo debéis pensar cómo mejorar la empresa en estos niveles o contar con un especialista que os ayude. 

 

Uno de estos especialistas es WellWo, una empresa dedicada mejorar uno de los 4 pilares fundamentales de la RSC, el que hace referencia a las personas. Wellwo, Empresa Saludable es una plataforma que motiva a los empleados, combate el absentismo laboral y aumenta la productividad. Esto lo hace a través de dosis diarias que se realizan en la empresa, en relación con la salud física y emocional y a la nutrición. 

 

Al facilitar una serie de ejercicios (físicos y mentales) y una dieta para cuidar su alimentación, la empresa mejora el bienestar social de los trabajadores. En WellWo ponen en práctica algunas de las estrategias de la Responsabilidad Social Corporativa para que mejore la implicación de los trabajadores con la empresa.

 

Los ejercicios que proponen son aquellos que mejorarán el bienestar en la empresa o reducirán las molestias derivadas de la actividad laboral. Como por ejemplo ejercicios Hipopresivos, de Yoga, espalda sana (ya que son muy recurrentes los dolores lumbares), Mindfulness (para aprender a vivir el momento presente sin estrés ni presiones) o para mejorar la salud cardiovascular, entre otros. 

 

Como podéis ver, contar con WellWo es una forma de asegurarse de que la responsabilidad social corporativa se está llevando a cabo de la mejor manera. 

 

Además, para fomentar la participación de los trabajadores hay un sistema de puntos que otorga premios a aquellos empleados que más participen. Esto lo convertirá en una competición sana dentro de la empresa. 

 

Principales beneficios de la Responsabilidad Social Corporativa:

 

Esta estrategia se ha vuelto un elemento clave para mejorar la imagen de la empresa y para demostrar su nivel de compromiso con la sociedad. 

 

También mejora la relación con los posibles grupos de interés que tiene la empresa. Algo que siempre viene bien. 

 

Todo esto convierte los objetivos de las empresas en objetivos sociales. Una vez fijados dichos objetivos, la empresa pone en práctica las acciones que considera oportunas. De esta manera puede demostrar que no solo se queda plasmado en un papel, que son capaces de hacerlo realidad. También que se preocupa por aspectos que son importantes para la sociedad en general, no solamente para su propio bienestar. 

 

Finalmente, está demostrado que llevar una política de Responsabilidad Social Corporativa aumenta la motivación de los trabajadores y su productividad. Esto a su vez produce un sentimiento de pertenecer a su equipo de trabajo.