15 CONSEJOS PARA CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE

medio ambiente

Cuidar el Medio ambiente es algo que está en mano de todos y es por ello que deberíamos hacer lo posible para cuidar el mundo donde vivimos, ya que cuidando nuestro planeta, nos estamos cuidando a nosotros mismos.

Hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar nuestra calidad de vida, convivir en armonía con el resto de especies, garantizar los recursos del planeta para nuestra generación y las futuras que están por venir. Entre todos, poniendo un granito de arena cada uno, podemos convertir el mundo en un lugar mejor.

A continuación, os damos 15 consejos fáciles de poner en práctica para que, entre todos, cuidemos el medioambiente:

¿Qué puedo hacer para cuidar el medio ambiente?

 

  1. Antes de comprar cualquier cosa, debemos pensar en si de verdad la necesitamos o es un capricho que a los dos días habremos olvidado y nunca más lo volveremos a usar. Además de ahorrar dinero, estaremos ayudando a reducir la sobreproducción si solo compramos lo que necesitamos.
  2. Antes de tirar algo a la basura nos debemos preguntar si lo podemos reutilizar, reciclar o reparar (las famosas 3R). Si no es útil para nosotros, puede que lo sea para otra persona o que alguien lo pueda reparar, así que merece la pena reflexionar sobre ello antes de tirarlo a la basura.
  3. Debemos desconectar los aparatos eléctricos que no usemos. Mantener los electrodomésticos y demás aparatos enchufados a la red eléctrica supone un gasto innecesario. Pueden llegar a gastar hasta un 33% de energía, es mucho, aunque no lo parezca. Dejarlos enchufados permite que sigan gastando luz.
  4. Usar bombillas LED, aparte de que duran mucho más que una bombilla convencional, incluso los fluorescentes, gastan mucho menos, lo que supone un ahorro para nuestro bolsillo y para el medio ambiente. No olvides reciclarlas como es debido cuando dejen de funcionar.
  5. No uses aerosoles con CFCs pues son los que destruyen la capa de ozono y contribuyen al efecto invernadero. Sustitúyelos por los pulverizadores, además son recargables.
  6. Sustituye los productos de limpieza químicos por productos naturales, porque son muy nocivos para el medio ambiente y prácticamente todo nuestro hogar se puede limpiar con jabón, bicarbonato, vinagre y limón. Tu piel también te lo agradecerá.  Así que evita la lejía, el limpiahornos, los fregasuelos, limpiacristales, etc. Hay una alternativa más natural y ecológica para cada uno de estos productos.
  7. No tires nunca productos tóxicos, pintura ni aceite usado por el desagüe o váter, ya que contaminan muchísimo. Pregunta al ayuntamiento o a la empresa del agua cómo debes reciclarlos. Además, el aceite se puede reciclar haciendo jabón de barra y tiene muchos usos.
  8. Evita la comida basura o precocinada. Aparte de tener muchos aditivos, conservantes, colorantes, etc. Está sobre empaquetada, es decir, se usan más envoltorios de los necesarios para envasarla. Todos suelen acabar en el suelo, en el bosque o en el mar, donde la basura se acumula y perjudica los animales. Es mejor usar productos naturales de temporada y de producción local, de KM 0 si es posible, esto reducirá costes, emisiones de C02 al medio ambiente y mucho más.
  9. Guarda la comida en fiambreras, tarros o taper de cristal  que se puedan reutilizar, en lugar de usar film transparente o papel de aluminio.
  10. Intenta usar el coche lo menos posible. Si vas al trabajo y no puedes usar transporte público, intenta compartir coche con varios trabajadores. Si no, usa la bicicleta, el bus, el metro u otra alternativa más ecológica. Es una manera de ayudarte a ti y ayudar a tu empresa a ser saludable.
  11. Usa envases de vidrio en lugar de botellas de plástico, sobre todo las de agua. En lugar de comprar latas de cerveza, por ejemplo, compra botellas, se pueden reciclar. Las latas contaminan mucho.
  12. Cuando nos cepillemos los dientes, nos afeitemos o estemos en el baño, debemos cerrar el grifo. De esta forma ahorraremos mucha agua. Además, debemos procurar pasar el mínimo de tiempo posible en la ducha.
  13. Instala un sistema de doble cisterna en el váter para no desperdiciar tanta agua. Cada vez que tiramos la cadena usamos 10 litros de agua, pero no siempre es necesario usar tantos litros.
  14. Antes de poner una lavadora, asegúrate de acumular el máximo de ropa posible. Esto te permitirá ahorrar agua, detergente y suavizante, además de electricidad.
  15. Prioriza aquellos productos de calidad y certificados. Estos productos respetarán las normas de producción, el medio ambiente y habrán contaminado menos durante el proceso de creación. Además, si son de calidad durarán mucho más tiempo y tendremos que comprar con menos frecuencia.