10 BENEFICIOS DE HACER EJERCICIO EN TU SALUD MENTAL

beneficios de hacer ejercicio en nuestra salud mental

La salud mental al igual que la salud física, hay que cuidarla. Muchos problemas físicos son una consecuencia de un problema mental. Si tenemos una buena salud mental, nos sentiremos bien. Tendremos fuerza para afrontar cualquier reto y tendremos mejor estilo de vida saludable.

Por esto los médicos insisten tanto en cuidar nuestra salud mental. Una de las mejores formas de mejorarla es haciendo deporte, entre 2 y 3 veces por semana. El deporte tiene efectos inmediatos en la salud mental pero también a largo plazo. A continuación, os contamos sus beneficios:

 

Beneficios que inciden en nuestra salud mental cuando hacemos deporte:

 

Reducimos el estrés: en la actualidad, y por desgracia, no es nada raro escuchar alguien decir que está demasiado estresado, que su ritmo de vida le agobia. Sea por la razón que sea, la verdad es que vivimos con demasiado estrés. Para tener una buena salud mental es importante aprender a gestionarlo y reducirlo. A través del deporte podremos recudir el estrés. Porque el deporte lo elimina y produce sustancias en el cerebro que nos ayudan gestionarlo mejor.

Mejoramos la memoria: si hacemos deporte con regularidad tendremos mejor memoria y mejoraremos nuestra habilidad para aprender cosas nuevas, nos será más fácil. Porque al hacer deporte, producimos más células en el hipocampo, que se encargan del aprendizaje y de la memoria.

Controlaremos mejor nuestra mente: no solo controlaremos nuestro cerebro, sino que también mejoraremos la concentración. Algo que nos ayudará en nuestro día a día y al hacer ejercicio.

Produciremos hormonas: cuando entrenamos, facilitamos la producción de hormonas. Estas hormonas contribuyen a nuestro bienestar y nuestra salud mental. Como, por ejemplo, las endorfinas, conocidas como hormonas de la felicidad porque nos hacen sentir bien. Otras que nos ayudan a reducir la depresión y la ansiedad y que nos hacen estar de mejor humor.

Estamos más motivados: si logramos nuestros objetivos nos motivaremos para marcar nuevas metas. En consecuencia, también perderemos el miedo a afrontar situaciones nuevas, seremos más atrevidos.

Nos ayuda a controlar las adicciones: cuando alguien tiene una adición, es porque dicha sustancia le produce dopamina, que es la encargada de los circuitos de recompensa. El deporte también produce esta sustancia con lo que ya no tendremos la necesidad de consumir drogas. El deporte también nos ayuda a restablecer los relojes biológicos, porque se alteran con el consumo de las drogas.

Nuestras relaciones sociales serán mejores: el deporte aumenta la autoestima, nos da confianza y ánimo. Esto es muy útil a la hora de conocer a gente nueva y empezar una conversación.

Mejora la conducta y nos enseña valores: el ejercicio nos da lecciones de vida, refuerza nuestros valores y nos enseña nuevos. Por ejemplo, nos enseña a trabajar en equipo, a confiar en otra persona, a ganar y a perder, a creer en nosotros… Nos convierte en mejores personas.

Mejora el trastorno del sueño: dormir un mínimo de horas y conseguir que sea un sueño reparador es fundamental para tener buena salud física pero también buena salud mental. Si tenemos problemas para dormir o descansar, el deporte nos ayudará, ya que nos relaja, nos ayuda a dormirnos antes y que el sueño sea más reparador.

Previene el deterioro cognitivo: con el paso de los años, aumentan las posibilidades de sufrir una enfermedad degenerativa. Hacer ejercicio, sobre todo entre los 25 y 40 años, ayuda a producir sustancias químicas en el cerebro que previenen esta degeneración, también mejora nuestra función cognitiva.