CLAVES PARA TENER PENSAMIENTOS POSITIVOS

pensamientos positivos

Tener pensamientos positivos tiene grandes ventajas. Nos ayudará a tener más éxito en la vida, a vivir con menos estrés y a estar de mejor humor

Pero hoy en día, con las prisas, el estrés y las responsabilidades, a veces, es difícil tener pensamientos positivos.

Muchos dan mucha importancia a la salud física, a hacer deporte, pero se olvidan de la salud mental o emocional, que es igual de importante, o incluso más si cabe.

Como no siempre es fácil conseguir un estado de positivismo, hoy os daremos unos consejos fáciles de poner en práctica para que encontréis vuestro camino hacia la paz y la  felicidad. Además, si tú eres feliz, los de tu alrededor también serán felices porque, ¡la felicidad es contagiosa!

Para empezar, tenemos que saber que la felicidad se consigue en 3 pasos: pensar, sentir y actuar.

Los sentimientos positivos facilitan pensamientos y comportamientos positivos, y estos facilitan sentimientos y pensamientos saludables. Es como una rueda de hábitos y costumbres  positivos que se retroalimentan.

Para conseguir el equilibrio entre lo que pensamos, sentimos y hacemos, debemos poner en práctica una serie de aspectos. Si lo hacéis, veréis que os sentiréis más relajados, más felices y menos estresados.

9 consejos para tener pensamientos positivos siempre:

  1. Céntrate en el presente: tenemos que centrarnos en el momento presente, aceptar todo lo que nos está pasando, ya sea bueno o malo. Dando la importancia que se merece cada hecho que nos ocurre. Si nos preocupamos por cosas del pasado o cosas que puedan ocurrir, tendremos la mente llena de pensamientos negativos. Debemos minimizar las preocupaciones y los medios.
  2. Usa lenguaje positivo: en lugar de quejarnos, debemos esforzarnos en buscar palabras bonitas y positivas, esto hará que pensemos de forma más positiva.
  3. Visualización positiva: se trata de visualizar recuerdos o pensamientos positivos o creativos. Si los visualizamos, será más fácil que tengamos pensamientos positivos. De esta manera tendremos una química más saludable y potenciaremos el sistema inmunitario.
  4. Aceptar que no todo es perfecto: hay situaciones y cosas imperfectas, que no podemos hacer nada para cambiarlas y que no todo saldrá como lo planeamos. De esta manera viviremos más relajados, nos sorprenderemos con los resultados de las cosas y tendremos menos frustración.
  5. La risa: tenemos que procurar reír mucho, porque cuánto más nos reímos, más activaremos nuestro sistema emocional. Disminuiremos el estrés, segregaremos endorfinas (la hormona de la felicidad) y reforzaremos nuestro sistema inmunitario. Además, facilitamos la aparición de la sensación de bienestar.
  6. Rodéate de gente positiva: El positivismo es contagioso, si te rodeas de gente que piensa en positivo, tu también lo harás, y viceversa. Al estar tu más positivo favorecerás la creación de un entorno positivo y harás más feliz a la gente.
  7. Contribuye con la comunidad: es una de las mejores maneras para sentirse positivo y contento con uno mismo. Ayudar a los más necesitados, nos hace más felices.
  8. Escuchar música: la música modifica nuestros ritmos internos creando una experiencia emocional. Eso sí, para que el efecto sea positivo, debemos percibirla como algo satisfactorio.
  9. Haz ejercicio físico: hacer deporte facilita la producción de hormonas que contribuyen en nuestro bienestar, por lo que inmediatamente después de practicarlo, nos sentiremos mejor. Esto no solo mejora nuestro humor, sino que también aporta beneficios a largo plazo en nuestra salud.

Si eres de los que pones en práctica todo estos consejos, seguro que eres una persona positiva y por ende más feliz.

Si por el contrario, no pones estos consejos en práctica, ya sebes lo que debes hacer si quieres cambiar tu tipo de pensamiento.

En WellWo, queremos ayudarte a tener una vida más saludable y con menos estrés, tanto en el ámbito familiar, como en el ámbito laboral.